8 años de guerra entre Apple y hackers por el Jailbreak

iOS9-6s-AppleWatch-Siri-PR-PRINT.png

Ayer hablamos del lanzamiento del Jailbreak para la nueva versión de iOS, el sistema operativo que encontramos en los dispositivos de Apple. En este artículo explicaremos, paso por paso, los orígenes y el desarrollo a lo largo de los años de la intensa guerra en una de las herramientas que más ha incomodado a Apple en los últimos años.

En resumidas cuentas, Jailbreak es un método que proporciona es acceso a la raíz del dispositivo móvil y habilita la posibilidad de instalar aplicaciones ajenas a la AppStore, realizar modificaciones visuales en la interfaz o eliminar limitaciones existentes (como por ejemplo la de hacer “tethering”, proceso por el cual un dispositivo móvil con conexión a internet actúa como pasarela para ofrecer acceso a la red a otros dispositivos).

La primera referencia a este proceso que tenemos data de 2007 cuando George Hotz, un joven hacker de tan solo 17 años conseguía desbloquear su iPhone para poder utilizar un proveedor diferente a AT&T los cuales por aquellas fechas tenían la exclusividad de distribución de iPhone en Estados Unidos.

Poco después, Apple declaraba que había descubierto de la existencia de varios programas que desbloqueaban los iPhone y que podrían dejarlos inutilizables con futuras actualizaciones. En ese momento, la guerra comenzó entre desarrolladores de “jailbreak” y Apple con un flujo continuo de actualizaciones que al poco tiempo eran desbloqueadas.

El siguiente paso se dio en 2008 cuando en el proceso de desbloqueo del iPhone 3G se comenzó a instalar Cydia, el sistema que permitía instalar aplicaciones externas a la AppStore en cualquier dispositivo. Hasta ese momento, cada vez que se reiniciaba el dispositivo era necesario conectarlo a un ordenador para reestablecer el desbloqueo, sin embargo, en 2009 apareció el primer Jailbreak Untethered que liberaba al usuario de dicha tarea.

Desde 2014, la DMCA (ley de copyright que rige contenidos digitales en Estados Unidos) considera legal el uso de Jailbreak permitiendo a los usuarios instalar aplicaciones de terceros para uso personal. A lo que Apple no tardó en declarar que esta permisividad ayudaría a aumentar la piratería y con ello, el gasto en soporte al cliente para su compañía. En la mismo comunicado, aseguró que realizar este proceso acabaría en el momento con la garantía del dispositivo.

Alrededor del  Jailbreak se ha creado un mundo de desarrolladores tanto de aplicaciones como de modificaciones para iOS que anualmente se reúnen en la conocida como JailbreakCon que tiene lugar en San Francisco y donde se imparten charlas y presentaciones de sus nuevos avances.

Con el paso del tiempo ha quedado claro que a pesar de los esfuerzos de Apple por bloquear todas sus debilidades, e intentar impedir la creación de software de desbloqueo, la guerra va a continuar dejando al usuario con la última palabra sobre su utilización o no.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios