BAQUIA

Un iPhone explota causando quemaduras de tercer grado a su dueño

Un ciclista ha sufrido quemaduras de tercer grado tras explotar el iPhone que llevaba en el bolsillo tras una pequeña caída. El suceso ha ocurrido en Sidney, Australia. Gareth Clear, de 36 años de edad, se encontraba practicando su deporte favorito cuando tras una caída notó que en el bolsillo trasero de su maillot comenzaba a salir humo.

“Solo recuerdo mirar mi pierna, ver una humareda negra envolviéndola y un fuerte olor a fósforo”, explica Clear al diario australiano The Sidney Morning Herald. El ciclista sintió como el dolor iba en aumento hasta que finalmente tuvo que ser ingresado en la unidad de quemados del Royal North Shore Hospital de Australia y se le tuvo que practicar un injerto de piel para sanar su grave herida.

Clear explicó también que el teléfono era nuevo, adquirido en una Apple Store oficial, y no había sido modificado de ninguna forma que pudiera causar el mal funcionamiento. Por el momento, el fabricante no ha entrado a valorar públicamente lo ocurrido, aunque sí ha abierto una investigación y se ha puesto en contacto con el afectado para ayudarle en todo lo necesario.

No es la primera ocasión en la que ocurre un hecho similar. Según ha explicado la agencia de consumo australiana, cada año se registran varios casos de baterías móviles que causan daño física a sus propietarios. La agencia recomienda que los usuarios no guarden los smartphones en los bolsillos cuando se encuentran realizando algún tipo de práctica deportiva para evitar el calentamiento indebido del terminal.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios