BAQUIA

Huawei P8: Flagship pero ¿a la altura de la élite?

HuaweiP8-colors.jpg

El Huawei P8 es el nuevo modelo de gama alta que nos presentó en Mayo la compañía china, un dispositivo con el que sin dudas apuntan alto, tanto por el diseño y acabado como por el hardware escogido.

No es para menos, pues hay que recordar que la gran apuesta que hicieron con el modelo anterior (P7) dio unos resultados bastante pobres. Que por otra parte cabía esperar debido a que se quedaba bastante por detrás de los líderes en cuanto a rendimiento .

 

b2ap3_thumbnail_huawei-p8-oficial.png

 

Huawei es una empresa muy grande y consolidada, aunque no precisamente como fabricante de smartphones. Un mercado en el que llevan años mejorando y presentando nuevos e interesantes terminales, pero sin llegar a dar la campanada. Y es que les falta algo que precisamente vemos que otros fabricantes chinos (mucho más pequeños y desconocidos) ya están haciendo. Hablo de tener un buque insignia o como se llama ahora…teléfono flagship.

 

Si nos fijamos en el panorama de smartphones desde las empresas líderes(Samsung Galaxy S6Edge, Apple iPhone 6 Plus, LG G4, Sony Xperia Z4/Z5, Lumia Cityman…)hasta los últimos en llegar (Xiaomi Mi Note Pro, OnePlus One, Meizu MX 4 Pro, uleFone BeTouch 2, Elephone P8000, UMI Iron…)todos tienen un dispositivo que representa todos los valores de la empresa... más aún que quiere mostrar todo aquello de lo que la empresa es capaz. Así que… ¿por qué Huawei está tardando tanto? Pero sobre todo ¿será el P8 un digno aspirante?

 

Diseño

 

Con el nuevo diseño (muy diferente al del P7) se alejan de la utilización de cristal y se apuntan a la moda (tendencia?) del metal que vemos cada vez en más terminales de gama alta.

En la parte frontal la pantalla lo ocupa prácticamente todo (71,63% de espacio), con la cámara frontal, sensor de iluminación y altavoz en la parte de arriba y sin ningún botón físico.

El lateral izquierdo queda libre, dejándonos los botones de volumen y bloqueo en la parte derecha. En la parte inferior tenemos el cargador y los altavoces, encontrando el jack para el audio en el borde superior del móvil.

 

Al girarlo, en la parte trasera sólo nos encontramos con la cámara principal (uno de los tesoros de este terminal), que está completamente integrada en la superficie, sin sobresalir de la misma y el dual flash arriba y el logo de la marca en el centro.

b2ap3_thumbnail_HuaweiP8-back.jpg

 

El acabado en aluminio queda muy elegante y asienta muy bien en la mano, aunque es cierto que al ser tan liso también es más propenso a resbalarse. Es un terminal que se maneja bien con una mano, también es preciso decir que debido a su gran tamaño (recordamos 5,2”) nos harán falta las dos manos para muchas tareas. Por otra parte, señalar que con tan sólo 6,4mm el P8 se hace con el título del más fino de su categoría.

 

 

Hardware

 

En estos últimos meses, todos los fabricantes se han puesto las pilas. Comenzando por los procesadores de 64 bits que aprovechan todo el potencial de las últimas versiones de Android Lollipop y por supuesto una buena dosis de memoria RAM para que nunca se quede lento.

 

Model                    P8

OS                         Android 5.0 con EMUI 3.1

Processor           Huawei HiSilicon Kirin 930, Octa core con 4 núcleos a 2GHz y 4 a 1,5GHz

GPU                      Mali-T628 MP4

RAM                     3GB

Screen                Pantalla IPS LCD de 5,2” FullHD 1920×1080, que ofrece una densidad de 424ppi con 16M de colores

Storage                 16GB de memoria interna, ampliables mediante microSD

Cameras        Cámara principal de 13 MP, OIS, sensor RBGW, Procesador de Señal de Imagen DSLR-level, 1080p video grabación/1080p video playback; F2.0; Flash color temperature dual. 8 Mega píxeles cámara frontal

Connectivity       Wi-Fi 2.4GHz b/g/n with Wi-Fi Direct support // BT 4.1+LE // MicroUSB (Alta velocidad USB) ; TDD LTE: B38/B39/B40/B41 (2555MHz~2655MHz) // FDD LTE:B1/B3/B4/B7 // UMTS: 850/900/1700/1900/2100MHz(B8/B5/B4/B2/B1) // GSM :850/900/1800/1900MHz

Other sensors   GPS/A-GPS/Glonass/BDS(BeiDou Navigation Satellite System)

G-Sensor, Sensor Giroscopio, Sensor de luz ambiente, Sensor de proximidad, Brújula, Acelerómetro

Battery                2680mAh

Dimensions       144.9×72.1×6.4mm

Weight                 144gr

Price                    Entre 499€ y 520€.

 

Lo que probablemente me llama más la atención es el uso de un SoC (System on Chip) propietario, en vez de optar por los populares Snapdragon de Qualcomm o los (casi igualmente populares) más económicos y con bastante buen rendimiento MTK de Mediatek. Este punto puede ser muy favorable para Huawei, puesto que si la jugada sale bien, no sólo proporcionará un buen rendimiento al P8, sino que mostrará que la compañía china puede fabricar SoC competitivos, dejándoles aún más ingresos si otros fabricantes se animan a usarlos.

 

Puesta en marcha, rendimiento y autonomía

 

Para empezar hay que señalar que además de venir con Android Lollipop 5.0, este terminal trae la capa de personalización propia de Huawei en su última versión. Hablamos de EMUI 3.1.

Desde las primeras versiones, EMUI ha mejorado muchísimo, en fluidez y en lo que es más importante, la experiencia de usuario, además han ido incorporando nuevas aplicaciones (y mejorando las antiguas). Pero claro, eso implica también que nos encontraremos con funciones y aplicaciones repetidas con Android (es algo que no pasa sólo con EMUI) lo que se acaba traduciendo en una mayor carga (inútil diría yo) del sistema.

Pero bueno, es cierto que nos puede pasar con cualquier launcher que instalemos y mientras el funcionamiento y rendimiento del móvil sean buenos, no presentan ningún problema.

En el caso de EMUI, supone que además de todas las personalizaciones que nos permite Android, tendremos otra buena dosis de opciones disponibles, lo que en realidad nos permitirá adaptar el uso del móvil a nuestro gusto y necesidad.

 

Una de las principales características del P8, viene precisamente de su procesador, y es que Kirin, teniendo muy presente la conectividad en cada momento, es capaz de calcular qué red de las disponibles (datos y Wifi) proporciona una mayor velocidad, y así decidir a cuál conectarse. Como además el P8 está equipado con dos antenas independientes (una arriba y otra abajo) es muy rápido a la hora de cambiar de una red a otra.

 

En cuanto al rendimiento, los 64 bits del procesador Kirin930 ofrecen unos resultados muy altos, quedando por encima de modelos como el Galaxy Note S4 en los tests AnTuTu, mostrando que puede hablar de tú a tú con los chips Exynos (y por tanto también con los Snapdragon). Tanto juegos como películas en FullHD se ejecutan a las mil maravillas. Aunque con las especificaciones que tiene… lo que sería digno de mención es encontrarnos cualquier tipo de lag.

 

La pantalla de 5,2” es FullHD, que puede verse como un punto flaco frentre a otros flaship que ya empiezan a montar los paneles QHD. Pero teniendo en cuenta la calidad de imagen y la densidad real de píxeles ofrecida (424ppi) el resultado es más que satisfactorio y seguramente influye en un menor consumo energético.

Si hablamos de la batería, tras haber probado unos cuantos terminales con distintas capacidades, me atrevo a decir que los 2680mAh se me antojan un poco cortos. No tengo dudas de que nos permitirán llegar al final del día, pero un terminal de esta categoría podría haber apuntado a cruzar la barrera de los 3000mAh y, estoy seguro de que a ningún usuario le molestaría sacrificar algunas décimas de grosor por ello. Aún así Huawei asegura que con un uso estándar podremos alcanzar 1,5 días de duración.

Un aspecto a tener en cuenta es que cuando le exigimos mucho al terminal, como es normal, se calienta (pasa con todos), pero al contar con un cuerpo metálico y ser tan fino, el calor se distribuye más fácilmente por la superficie del teléfono, lo que hace que tengamos mayor sensación de calentamiento que con otros terminales.

 

Cámaras

 

Está cada vez más claro que es uno de los puntos críticos de cualquier smartphone. Para conseguir buenos resultados, cada vez más fabricantes están optando por sensores como el IMX214 de Sony. Aunque ya hemos visto que el sensor no lo es todo, y el software que pongamos para gestionar las imágenes es igual o más importante (¿alguien pone en duda los 8Mpx del iPhone6?). En el caso del terminal que estamos viendo hoy, Huawei no ha confirmado quién es el fabricante del sensor, así que tendremos que centrarnos en el resultado (bueno ¿no debería ser siempre así?) de estos 13Mpx.

El P8 viene con estabilizador óptico de imagen y tiene mejoras para imágenes con poca luz, disparo ultra rápido (capturar foto sin encender la pantalla), time-lapse, fotografía panorámica, etc. Y podemos decir que la calidad de las fotografías es muy buena, siendo casi excepcional (por ejemplo) a la hora de realizar fotografías con macro. En general las fotos se ven muy nítidas y con poco ruido. Es cierto que ya con el Ascen Mate 7, consiguieron un nivel muy bueno de fotografía.

Incluso en condiciones de baja iluminación (que es donde todos los teléfonos chinos suelen salir mal parados) consiguen unas imágenes muy dignas.

 

Sin embargo, los colores no parecen siempre tan acertados. Tal vez se deba al rango dinámico y habría que ampliarlo para que pudiera capturar con mayor fiabilidad los colores, o tal vez sea cosa de la pantalla. Es un detalle menor, pero siempre un punto de mejora.

Con la cámara frontal de 8Mpx los amantes de los selfies quedarán muy satisfechos, no sólo por la calidad de las fotos (bastante buena para una cámara secundaria) sino que además el Huawei P8 reconoce la cara de su propietario y, si así lo indicamos, puede aplicar los filtros ”face-beauty” automáticamente siempre que la detecte.

Por último algo que llama mucho la atención y puede dar bastante diversión, es la función “light-painting”, que captura la luz en la imagen a lo largo de un tiempo establecido. Con lo que podremos ver el trazo de las luces de los coches, de estrellas en movimiento… o incluso dibujos que realicemos utilizando una linterna.

b2ap3_thumbnail_HuaweiP8-LightPainting.jpg

 

Conclusiones

 

Se trata del flagship de Huawei para esta temporada, de eso no hay duda, ellos se han encargado de poner toda la carne en el asador y han conseguido un terminal mucho mejor que su predecesor, capaz de competir sin miedos con los principales smartphones de esta temporada.

Ya hemos mencionado que el rendimiento, la pantalla y la cámara de fotos ofrecen unos resultados muy buenos. Además el diseño con líneas muy limpias y el acabado en metal dan una imagen premium muy buena.

 

Pero también hemos visto algunas cosas que mejorar. Comenzando por el software EMUI… no es algo nuevo, pasa con cualquier capa de personalización que los fabricantes ponen sobre Android, otorga elementos diferenciadores (sobre todo para la marca) pero a la vez suele ocupar más recursos y hace que las actualizaciones lleguen más tarde. Algunas de las cosas que propone Huawei en la v3.1 son muy interesantes, y sin dudas agradarán a los usuarios. El único problema que le veo es que no se trata de un launcher que si no te gusta puedas eliminar para no ocupar recursos, principalmente el consumo de batería.

Por otra parte el tema comentado sobre la disipación del calor, a más de uno le mosqueará notar que su móvil se calienta por toda la superficie.

Por último y esto lo veo tal vez la pega más gorda… ¿y el lector de huellas? Si quieres competir en igualdad de condiciones con los grandes jugadores, no te olvides de usar las mismas armas y, prácticamente todos los teléfonos de gmaa alta ya vienen equipados con este mecanismo de seguridad.

En definitiva es un gran terminal, prueba de que Huawei ha recogido el feedback de modelos anteriores (de nuevo pensando en el P7) y que están trabajando para llegar a donde ellos se ven.

El precio varía según dónde lo miremos y qué extras le pongamos. Por lo general lo encontraremos entre 499€ y 520€. Muy a tener en cuenta saber si incluyen gastos de envío y otros cargos.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios