Microsoft asalta el dominio de Apple

Surface-Book1-1280x620.jpg

Es cierto que el negocio de Microsoft está cada vez más centrado en el Cloud Computing. Tan solo hay que echar un vistazo en profundidad al último sistema operativo de los de Redmond, orientado en su práctica totalidad en guardar los archivos en la nube.

Eso no es óbice para que el fabricante quiera destacar también el mundo del hardware, un universo del que todavía no ha salido triunfante, y cuyas cifras están alejadas de lo que consiguen sus principales rivales, con Apple a la cabeza. La nueva batería de productos presentados hoy parece querer cambiar el sino de Microsoft, eso sí, con la manzana mordida en la mente en todo momento.

Las presentaciones de Steve Jobs eran insuperables. Quizá no fuera el hombre más sabio del mundo en el ámbito técnico. Es probable que no fuera el más simpático. Era, eso sí, con total seguridad, el hombre que mejor sabía vender su producto. Un aspecto tan importante que en los últimos tiempo parece que la rueda comienza a girar poco a poco en otra dirección. Los de Cupertino pierden gracia en sus presentaciones (la última rozó en ocasiones el esperpento) y, curiosamente, a pesar de la longitud de la de hoy, las de Microsoft son más visibles. El toque final del director de la compañía, Satya Nadella, con un discurso vestido de jersey negro y pantalones vaqueros recordaba al look Jobs que durante tanto tiempo nos ha acompañado.

b2ap3_thumbnail_Microsoft-Band-2-image-1.png

La reacción de los futuros clientes será fundamental. Apple tiene mucho ganado, y Microsoft tiene un duro trabajo por delante. Los de Redmond comenzaron su evento con la reentrada de las HoloLens. Un tipo con las gafas de realidad aumentada jugaba con los hologramas vestibles, que no es otra cosa que la aparición de un arma (o cualquier objeto) en el brazo del usuario. Project Xray es el nombre de este curioso experimento, que no necesitará ningún dispositivo para funcionar, ya que será totalmente independiente. HoloLens estará disponible el primer trimestre de 2016 y su precio puede resultar prohibitivo para la mayoría de los usuarios: 3000 dólares. Es lo que tiene que no necesite ningún tipo de conexión y que no depende de ninguna máquina.

Lo siguiente que Microsoft enseñó al animado público neoyorquino fue la nueva versión de su pulsera Microsoft Band. Con pantalla curva, este wearable, ofrecerá lo típico de este tipo de dispositivos. La novedad es que medirá la cantidad máxima de oxígeno que el organismo puede transportar, absorber y consumir en un tiempo determinado. El 30 de octubre se pondrá a la venta y su precio ascenderá a los 249 dólares.

En el terreno móvil es cuando se ha visto más que los tiros de Microsoft volaban sobre las cabezas de los de la manzana. Se han presentado dos terminales: el Lumia 950 y el Lumia 950 XL. La diferencia entre ellos era básicamente la pantalla. El tamaño del primero era de 5,2 pulgadas, mientras que la segunda asciende a 5,7. Pero el punto fuerte de los nuevos Lumia es Windows 10 y Continuum. Con un pequeño hub, el móvil se convierte en casi un ordenador, con todas las características productivas al alcance de la mano, o del bolsillo. Los precios de los Lumia son de 549 euros y 649 euros, según la longitud de la diagonal de la pantalla.

b2ap3_thumbnail_Surface-Pro-4-image-1.png

Microsoft ha dejado para el final lo mejor. Como el buen cantante, los de Redmond tenía preparada una conclusión estelar, con el esperado Surface Pro 4 y una bala de plata directa al corazón de Apple: el Surface Book, un portátil convertible con unas características elevadas y un precio menor al de los MacBook.  La nueva Surface, además de ensamblar lo mejor del hardware, mejora considerablemente su teclado con la separación de las teclas y un trackpad mayor. Su precio es de 899 dólares y su fecha de lanzamiento el 26 de octubre.

La sensación de la mañana norteamericana fue Surface Book. Se podría decir que este nuevo dispositivo es una transformación de la Surface Pro en portátil, aunque en realidad es un ataque a la yugular de Apple. Según Microsoft, el Surface Book dobla la potencia del MacBook, y pretende arañar como sea el mercado de los portátiles profesionales.

Al igual que los demás dispositivos, Surface Book llegará el 26 de octubre y su precio será de 1149 dólares. Con esto, Microsoft ponía fin a una larga presentación que ha dado mucho que hablar. El turno es de los usuarios: ¿seguirán confiando en Apple o darán el salto definitivo a Microsoft con Windows 10 y esta nueva gama de terminales?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios