BAQUIA

Pérdidas millonarias para Samsung por el caso Note 7

Las consecuencias económicas de la retirada del fallido Galaxy Note 7 para Samsung pueden ser catastróficas. La compañía ha estimado que las pérdidas en los próximos meses alcanzarán los 2.800 millones de euros, según informa EFE Futuro.

Un parche de Samsung enfría la batería de los Galaxy Note 7

Después de estudiar las pérdidas económicas que impactan a Samsung por los casos de explosiones de los Note 7, que finalmente causaron la salida del mercado de estos dispositivos y un proceso de recolección de las reparaciones de los mismos, la compañía prevé el desfalco que esta situación le causará en los próximos meses.

Las cuentas aseguran que para los próximos dos trimestres las pérdidas serán de 3,5 billones de wones, moneda surcoreana, los 2.800 millones de euros antes referidos. Es decir ,que para el trimestre octubre-diciembre, la compañía perderá 1.998 millones de euros (2,5 billones de wones) y para los meses enero, febrero y marzo de 2017, Samsung habrá perdido 1 billón de wones, lo equivalente a 799 millones de euros.

La compañía a finales de mes presentará el informe detallado de sus pérdidas durante los meses de julio, agosto y septiembre de 2016, teniendo en cuenta que fue en el mes de agosto en que se empezó a comercializar el Note 7 y los problemas comenzaron a aparecer a finales del mismo.

Aunque se había hablado que en este trimestre las pérdidas eran de 4.164 millones de euros, la cifra se disparó un 33,3 % para el día 7 de octubre, incluso cuando todavía se pensaba que la sustitución de los dispositivos estaba marchando correctamente.

Samsung anticipa grandes pérdidas ante una situación así, por eso puede calcular de manera casi exacta cuánto puede perder en los próximos meses y tal vez generar estrategias para que este golpe no sea tan fuerte para la compañía.

Sin embargo, aunque los surcoreanos han mostrado estas cifras, aún no han explicado cuál fue el origen del problema de los terminales. En el proceso de recambio comentaron que los primeros terminales habían explotado a causa de la batería, pero no argumentan qué pasó con los dispositivos ya reparados y porqué la drástica decisión de sacarlos todos del mercado.

La compañía se encuentra en estos momentos preparando su futuro a puerta cerrada, en una junta de accionistas que tendrá lugar el próximo 27 de octubre. Se espera un comunicado para ese mismo día dirigido a los usuarios con las decisiones que se tomen.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios