Samsung acaba finalmente con la vida del Galaxy Note 7

Samsung ha tirado la toalla. El fabricante coreano ha decidido acabar con la vida que le quedaba al Galaxy Note 7, su flamante último terminal presentado. Los problemas surgidos a los pocos días de ponerse a la venta en algunos países han hecho que finalmente el teléfono móvil deje de fabricarse y de venderse para siempre.

galaxy-note-7

La compañía ha lanzado un pequeño comunicado después de que los smartphones de reemplazo también presentaran los mismos problemas que los originales. “Para garantizar la seguridad de nuestros consumidores hemos parado las ventas y los reemplazos de Samsung Galaxy Note 7 y, consecuentemente, hemos decidido parar la producción permanentemente“, afirmó la multinacional en el mismo.

La marca tenía previsto vender 20 millones de dispositivos en todo el mundo. Las características del terminal le colocaban en un lugar puntero dentro de los terminales Android, seguramente el mejor creado hasta la fecha. Sin embargo, los problemas de calentamiento no han dejado de aparecer, por lo que finalmente la compañía ha tomado la determinación de cancelar y matar su última creación.

Tras los últimos problemas, las consecuencias no han tardado en llegar para Samsung. Las acciones de la compañía han caído un 8 % y se suman ya una pérdida de 17.000 millones de dólares en el valor de la marca.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios