BAQUIA

Samsung condenó a sufrimiento eterno al Galaxy Note 7 con dos fallos graves en su batería

Tras varios meses de investigación, Samsung ha dado carpetazo al tenebroso caso del Galaxy Note 7. El teléfono móvil fue lanzado el pasado mes de agosto en los primeros países y tras una serie de fallos que producían en algunos terminales un pequeño incendio, la compañía acabó retirando el producto en octubre. Los coreanos han dado el veredicto final de las pesquisas. El error era en realidad dos, pero siempre localizado en la batería de los móviles, diseñada por dos fabricantes diferentes, uno de ellos la propia Samsung.

Los usuarios del Galaxy Note 7 se pasan al iPhone

El primer error se encontraba en el cálculo de las dimensiones de la batería. El tamaño hacía que una de las esquinas inferiores se deformara y ocasionara una ruptura del dispositivo encargado de separar los electrodos positivos y negativos, lo que creaba un cortocircuito y un aumento de la temperatura, con un alto riesgo de incendio en la pila del móvil mientras se encontraba enchufado a la corriente. El segundo fallo consistía en un error de fabricación en el sistema de soldadura ultrasónica de los componentes internos, derivado posiblemente del primero.

En la investigación realizada por Samsung han participado 700 ingenieros y se ha usado 200.000 terminales y 30.000 baterías adicionales para probar minuciosamente el rendimiento de los móviles. La compañía coreana ha utilizado tres empresas independientes para que los datos no pudieran tergiversarse de ninguna forma internamente: Exponent, Tüvrheindland y UL.

“Estos fallos se produjeron en parte por las especificaciones y demandas que nosotros exigimos a los proveedores”, expresaba DJ Koh, presidente de Samsung Mobile en el comunicado oficial, en el que también pidió disculpas a todos sus clientes. “El Note 7 equipaba una batería del mismo tamaño que anteriores modelos pero con más capacidad de carga y necesitaba de nuevos procesos de fabricación y ensamblaje. Por ello, nos consideramos responsables del fallo producido”.

La compañía ha anunciado que el 96 % de los teléfonos sacados a la calle han sido devueltos por los clientes que lo adquirieron. El resto serán clientes que no han tenido conocimiento de los problemas del Note 7 o que quieren quedarse un terminal que puede convertirse en muy preciado a lo largo de los años aunque, obviamente, perdiendo el dinero utilizado en su compra.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios