Samsung pretende dar poder suficiente al Galaxy S8 para acabar con el iPhone 7

Los teléfonos inteligentes actuales de Samsung miden su potencia con los procesadores de origen indio Exynos. Los actuales chips son potentes pero en el futuro se apunta a que el próximo Galaxy S8, smartphone que saldrá a la venta supuestamente el año que viene, montará un Exynos 8895, una CPU que alcanzará la cifra de 3 GHz de velocidad, suficiente poder, en principio, para acabar con la supremacía del nuevo iPhone 7 de Apple, o eso al menos es lo que piensa la compañía coreana.

Samsung quiere dar poder suficiente al Galaxy S8

El Exynos apareció por primera vez en una tienda de importación exportación en India durante los primeros días del verano de este año. No se sabe a ciencia cierta los materiales y sus componentes de fabricación, pero se cree que usa un procesador de 10 nm.

Los 3 GHz del Exynos 8895 prometen procesar imágenes un 70 % más rápido que los actuales, los chips Exynos 8890 que montan smartphones como el Samsung Galaxy Note 7 o el Galaxy S7 Edge. La fotografía es un elemento clave en los actuales terminales. Las compañías centran sus esfuerzos en mejorar notablemente los sistemas fotográficos en sus nuevos lanzamientos, por lo que incluir un chip más rápido en el proceso de imágenes tendría todo el sentido. Además, el nuevo chip estaría optimizado para consumir menos batería utilizando la máxima potencia posible.

Samsung considera convertir la pantalla curva en la identidad del Galaxy S8

No hay fecha de presentación para el próximo Galaxy S8. Samsung está centrado en la actualidad en solucionar los problemas del Note 7, pero a buen seguro no está descuidando su futuro, y la presentación del nuevo terminal se realizará en los meses venideros.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios