Samsung busca entrar en el mercado low cost con móviles reacondicionados

Samsung está trabajando en una reestructuración en la línea de sus productos. Dentro de ella se está planteando ofrecer móviles reacondicionados para aquellos bolsillos que no puedan permitirse el último modelo.

La reparación del Galaxy S7, casi imposible.

La compañía se encuentra desarrollando un programa para vender aquellos teléfonos que han sido devueltos a la compañía por los usuarios que se inscribieron en tarifas renove, o que cuentan con algún defecto de fábrica y ha sido reparado, incluso aquellos terminales que son de exposición o han servido de demostración en un evento, pero tienen la garantía de un modelo nuevo.

Estos móviles reacondicionados por el fabricante ya se venden en algunas tiendas online, como Amazon, y una fuente de Reuters ha asegurado que Samsung estudia lanzar su propio plan. Dicha fuente no ha querido salir del anonimato ya que el programa no es público, ni ha asegurado el descuento con el que contarán los móviles, los modelos que incluirá el programa o los países en los que estará disponible, siempre según la información publicada.

Tampoco ha definido el estado en el que los móviles serán reparados. Por regla general, estos móviles tan sólo necesitan una nueva cubierta o batería.

Samsung, por el momento, no ha querido a entrar a valorar la veracidad de la información publicada y se ha limitado a echar balones fuera.

La garantía de la segunda mano

Los analistas de Deloitte han sacado un informe donde se recoge que el mercado de segunda mano de los móviles ha llegado a los 17 mil millones de dólares este año, con 120 mil terminales vendidos o cambiados, un 8 % del total mundial de ventas de smartphones. “Algunos consumidores prefieren comprar reacondicionados o modelos usados, canibalizando las ventas de los propios fabricantes”, declara la firma de analistas para Reuters.

Según BNP Paribas, un iPhone de Apple tiene un precio de reventa del 69 % respecto el original a un año desde su lanzamiento, mientras que el modelo insignia de Samsung se vende al 51 % del precio original en el mercado de Estados Unidos.

El que sea un móvil reparado por la propia compañía (por lo tanto, con las misma garantía que si fuera nuevo) ayudaría a Samsung a incrementar su presencia en los mercados emergentes como la India, donde las novedades llegan a alcanzar precios de 800 dólares estadounidenses. Además, los surcoreanos conseguirían enfrentarse a sus rivales chinos, que ofrecen móviles con buenas prestaciones a precios low-cost.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios