El PSOE propone “la transformación digital de España” si gana las elecciones

Aspira a que el Sector Digital crezca un 50% en los próximos cuatro años y a crear más de 1.000 start-ups ‘made in Spain’

En esta campaña electoral no hemos escuchado a Pedro Sánchez hablar demasiado en clave tecnológica en sus mítines, sin embargo, el PSOE ha preparado para estas elecciones un programa en el que plantea un cambio estructural socioeconómico de gran calado: la transformación digital de España, que implicaría el paso a una Economía 4.0 y la aprobación de un Ley de Derechos Digitales.

La transformación digital que propone el PSOE de Pedro Sánchez

El partido socialista se propone como “objetivo de país” que para el año 2020 la ciudadanía española haga un “uso masivo e inteligente de las tecnologías digitales”. La hoja de ruta de su ‘Estrategia Integral para la Transformación Digital de España’ incluye la aplicación de la Agenda Digital 2020, la creación de un Consejo para la Transformación Digital y un Observatorio Digital.

PYME y start-ups tecnológicas: las más beneficiadas del nuevo modelo de economía digital

En el programa electoral de Sánchez las empresas son el eje de la política industrial y de innovación, pero sin olvidar a los profesionales e instituciones de la investigación como “motores del cambio tecnológico”. En este sentido, se plantean mecanismos de financiación públicos (incluidos los no bancarios) específicos para las pequeñas y medianas empresas, start-ups y autónomos.

Para el primer grupo, el plan “PYME Digital” –que persigue impulsar la transformación digital de las PYME españolas—, incluiría incentivos fiscales, asesoramiento y herramientas para la implantación de tecnologías digitales. Mientras que para las start-ups, se presenta una ‘Estrategia Nacional de Impulso a los Emprendedores Tecnológicos’, que incluiría medidas a medio plazo fiscales, regulatorias y financieras; así como instrumentos del tipo venture capital, fondos de capital riesgo y de garantía específicos para empresas de la Economía Digital.

El PSOE aspira a que el Sector Digital crezca un 50% en los próximos cuatro años (con respecto a 2013) y a crear más de mil start-ups tecnológicas con un fuerte componente de innovación, ligadas a la economía digital e internet. De hecho, el compromiso con las start-ups digitales va más allá y lanzarían en el primer año de legislatura el programa ‘Start-Up Spain’ para la incubación, aceleración y escalamiento de emprendimientos de base tecnológica.

Dentro del nuevo plan estratégico para el desarrollo de la Economía Digital que Sánchez pondría en marcha si se convirtiera en presidente del gobierno se contemplan tres líneas de acción: la transformación y renovación de los sectores económicos a través del uso de tecnologías digitales; el crecimiento e internacionalización de la industria TIC y de contenidos digitales; y el impulso al emprendimiento e innovación digital.

En este sentido, un programa de ‘Transferencia Tecnológica para la Economía Digital’ abriría líneas de investigación específicas en torno a los sectores del Internet de las Cosas, Big Data, Robótica, Smart Home, Telemedicina, Biotecnología, Manufactura Digital 3D, Cloud Computing, Microelectrónica, y Mecatrónica, entre otros. Mientras que en el ámbito cultural, a la industria del videojuego se le dotaría de un plan estratégico específico, al considerarla un sector “fundamental” para la digitalización de la economía.

Cerrando este bloque de propuestas encontramos varios puntos dedicados a un nuevo e incipiente modelo: el de la economía colaborativa. Profundamente ligado a la sociedad en red, requiere el acompañamiento de un marco jurídico renovado que velando por lo derechos del consumidor y normas fiscales necesarias, no ponga “puertas al campo”. Especialmente poniendo el ojo en las nuevas plataformas digitales surgidas en este modelo económico basado en el crowdfunding para evitar que “se conviertan en nuevos monopolios digitales”.

Herramientas TIC para la productividad

El acceso a Internet es un eje compartido por todos los partidos políticos, también en el programa electoral tecnológico del partido popular, donde destaca su compromiso de universalizar la cobertura de la telefonía móvil 4G y generalizar el uso de internet a velocidad ultrarrápida.

En su caso, los socialistas se fijan como meta –de nuevo antes de 2020— que todos los hogares españoles puedan disponer de conectividad con banda ancha de, al menos, 30 Mbps, y que, al menos, la mitad de los hogares españoles tengan conexiones de más de 100 Mbps; garantizando un acceso universal a la banda ancha de alta velocidad a precios asequibles en todo el territorio nacional, a través del plan “Toda España Conectada”.

Por otro lado, se plantea la implantación en todo el territorio español de un único sistema informático de gestión procesal; integrando las denominadas tecnologías de la información y comunicación para conseguir que las relaciones entre juzgados, tribunales y ciudadanos sean por vía electrónica.

Regulación de los derechos digitales

Sorprende gratamente, que el programa electoral socialista dedique un amplio bloque a un ámbito legal, como es el de los derechos digitales, que en España padece de preocupante involución y que desde el PSOE proponen abordar con una legislación específica que regule, entre otros, el derecho a la información digital, a la privacidad y protección de datos personales, a la seguridad y secreto absoluto de las comunicaciones electrónicas, el de gestión del patrimonio y huella digital, e incluso, el derecho al olvido.

Esta Ley para regular el desarrollo de los derechos digitales iría así mismo acompañada de la protección del derecho a la neutralidad de red como garantía de un internet abierto, equitativo y en libertad; medidas de ciberseguridad y una normativa apropiada que “acelere la convergencia al Mercado Único Digital de la Unión Europea” y que también aparece citado en la agenda digital del Partido Popular.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios