BAQUIA

El sistema de reconocimiento facial del FBI “comete errores”

El FBI tiene acceso a casi 412 millones de fotografías en su sistema de reconocimiento facial, pero según un nuevo informe sobre esta tecnología, la agencia de investigación no sabe qué margen de error tiene, o cómo un fallo de este sistema puede entorpecer una investigación.

Cámaras de seguridad para no sentirse seguro

Desde el 2011, la agencia federal utiliza este sistema para comparar las imágenes con su base de datos oficiales, compuesta de casi 30 millones de fotografías, tomadas gracias a las cámaras de seguridad repartidas por el mundo. Pero eso no es todo, ya que la oficina de investigación también tiene acceso a las imágenes que posee el Departamento de Estado y el de Defensa.

“La enorme cantidad de datos que pueden manejar, desconocida hasta la aparición de un informe del gobierno, es chocante”, cuenta Jennifer Lynch, abogada de Electronic Frontier Foundation, fundación que lucha para proteger los derechos de privacidad en Internet.

Mejorar el reconocimiento facial es el siguiente paso lógico para el uso de la biométrica para el FBI”, explica Anil Jain, profesor de ingeniería informática y biométricas de la universidad del estado de Michigan, y quien trabaja frecuentemente con la policía de dicho estado. Jain también declara que tanto los datos de huellas dactilares como de imágenes faciales también son usados para otros motivos, como la comprobación de expedientes de trabajo.

Se podría mejorar los datos recibidos de fuentes externas con bastante precisión y no incluir fotografías innecesarias de gente inocente en casos de investigación

La preocupación sobre la privacidad de las fotos recobra fuerza en los párrafos del informe, tal y como recoge Technologyreview, ya que el sistema del FBI comete errores, y “no se han tomado los pasos necesarios para determinar cuándo el sistema de reconocimiento facial es usado por otros estados y agencias federales”.

Se podría mejorar los datos recibidos de fuentes externas con bastante precisión y no incluir fotografías innecesarias de gente inocente en casos de investigación“, concluye el informe. Y aunque no ha habido ningún caso en el que se haya implicado a un inocente en un crimen, el informe recuerda que el FBI no tiene autoridad para inspeccionar cuentas ajenas, salvo expresa orden judicial.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios