BAQUIA

Mercedes despide a robots de sus cadenas de producción

La customización se consolida en la industria automotriz, haciendo indispensable la labor de trabajadores humanos cuya capacidad de individualización resulta más eficiente que la reprogramación de los robots de la línea de producción.

 

Los robots en las plantas de fabricación no sustituirán a trabajadores.

Imagen propiedad de Daimler.

Si bien es cierto que cada vez es mayor la presencia de robots en las plantas de fabricación, hay un sector, el de la automoción, que aún se encuentra reticente a aumentar su flota de dispositivos robóticos por diversos motivos.

En una entrevista concedida al medio Bloomberg, Markus Schaefer, director de producción de una de las principales plantas de la compañía Daimler, que se encarga de la producción de algunos modelos de Mercedes, asegura que con el nivel de personalización requerido en la actualidad en sus vehículos es preferible contar con trabajadores cualificados en algunas fases de la fabricación en vez de adaptar robots para ello, puesto que esto requeriría semanas de reprogramación en las que la línea de producción estaría parada.

“Los robots no pueden lidiar con el nivel de personalización y la cantidad de variantes que tenemos hoy en día en la producción”, comentaba Schaefer, mostrando además seguridad en el futuro de la planta de fabricación con este método de trabajo. “Estamos ahorrando dinero y asegurando nuestro futuro con la contratación de más gente”.

Pero esto no significa la desaparición de los robots en las plantas de fabricación. Buena parte del ensamblaje de los vehículos es realizado por estos dispositivos y así seguirá siendo por su buen hacer en tareas repetitivas y definidas, sin embargo, labores de individualización como colocación de adornos de fibra de carbono o posavasos termorregulables, por ejemplo, requieren una rápida adaptación para la que los dispositivos robóticos aún no están preparados.

LA CONVIVENCIA ENTRE TRABAJADORES Y ROBOTS, CLAVE

“Estamos avanzando en maximizar la automatización otorgando de nuevo una mayor responsabilidad en ello a los trabajadores, necesitamos ser flexibles”, afirmaba Schaefer a este respecto.

A pesar de ello, la inclusión de robots en las líneas de producción va a seguir en aumento pero con la tendencia a utilizar dispositivos más pequeños y flexibles que cooperen con los trabajadores en vez de sustituirlos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios