15 años del nacimiento de Xbox: la consola que cambió la historia

Hace 15 años, un 15 de noviembre de 2001, el mundo entero asistió al nacimiento de una nueva propuesta en la industria de los videojuegos: la Xbox. Microsoft, por aquel entonces dirigida todavía por su fundador, Bill Gates, colocó en un pequeño número de tiendas norteamericanas su primera consola. El 15 de noviembre de 2001 se convirtió inmediatamente en historia.

Microsoft Xbox - orginal

No fue el primer intento por parte de Redmond en entrar en el sector. Obviamente, los juegos de ordenador tenían el sello de Microsoft desde tiempos inmemorables, ya en los lejanos ochenta. Si no era un juego firmado por sus estudios internos, era el sistema operativo el que lo alojaba. MS-DOS o Windows eran necesarios para poder ejecutar los videojuegos en los diferentes formatos (disquetes, CD-ROM o incluso cintas de cassette, con la variante para MSX de DOS, MSX-DOS, o el MSX Basic). Por un motivo o por otro, Microsoft siempre ha estado presente en los videojuegos.

Uno de sus primeros intentos por entrar en las consolas fue acompañado por la compañía japonesa Sega. Dreamcast fue la última consola del fabricante nipón y en su entramado técnico se podía leer una de las marcas de Microsoft: Windows CE. El sistema operativo era el encargado de hacer funcionar a Dreamcast. Era una versión optimizada para trabajar en el mundo de las consolas con las librerías DirectX por bandera.

No hace falta decir el destino que sufrió Dreamcast. Ni su hardware ni su software (interno y externo) merecían ese triste final, pero Microsoft vio tras este desenlace la oportunidad que estaba esperando. Sony había encontrado un gran hueco dentro de la industria, ¿por qué no podían ellos?

Así fue, grosso modo, cómo Microsoft inició el proceso para construir su primera videoconsola. Una consola que trajo interesantes ideas al sector.

Dada su experiencia en el mundo del PC, la empresa norteamericana diseñó Xbox basándose en lo bueno conocido. La arquitectura de la máquina era muy similar a un ordenador, facilitando con ello la llegada de los grandes juegos de aquel entonces a la nueva consola.

Xbox Crystal Edition

Del debut en el mundo de los videojuegos como fabricante de Microsoft hay que quedarse con una serie de nombres: juego online (Xbox Live), Halo, Fable, Forza Motorsport y disco duro incluido.

Xbox fue la primera consola en incluir un disco duro como almacenamiento interno. Hasta entonces, las consolas, en la era CD-ROM o DVD, vivían de guardar sus partidas en tarjetas de memoria, lo que se conocía como Memory Cards. Sin embargo, Microsoft otorgó a Xbox de una mayor capacidad: 8 GB de disco duro, los cuales podían servir para grabar partidas, como para la instalación de videojuegos. Al poco tiempo, gracias a la facilidad de modificación de la consola, comenzaron a aparecer Dashboards alternativos e incluso completos sistemas multimedia.

La instalación de un disco duro en Xbox no fue la única novedad. La más importante es sin duda otra de las novedades en hardware del sistema: la inclusión del puerto ethernet para cables de red RJ-45. Con Dreamcast se intentó algo similar, pero Sega erró el tiro. La consola japonesa incluía un modem interno para jugar en red a través de Internet, pero chocó frontalmente con la lentitud de la conexión de la época y, sobre todo, con el coste de la misma. Los pocos hogares que por aquel entonces contaban con conexión a Internet tampoco fue una ayuda para la última consola de Sega.

Halo Combat Evolved

La llegada de la alta velocidad a través del cobre telefónico (ADSL) fue un indispensable aliado para Microsoft. El mundo comenzaba a conectarse y Xbox se benefició de ello, creando el programa Xbox Live, que ofrecía (y ofrece) juego online a los usuarios de la consola. Xbox Live y su versión premium Gold comenzaron su camino junto con la primera consola de Microsoft. Los jugadores de salón podían al fin sentir en sus carnes lo que llevaban tiempo experimentando los usuarios de PC: el juego en red, ya fuera en local como a través de Internet.

El disco duro, Xbox Live, la memoria RAM, DVD,… todas las especificaciones de hardware no tendrían ningún sentido sin el software, en este caso, sin los videojuegos. En Xbox, además de llegar multitud de títulos procedentes de PC, se inauguraron varias franquicias que se han convertido en clásicas con el paso del tiempo. Forza Motorsport fue la respuesta de Microsoft ante la hegemonía de Gran Turismo en PlayStation. Fable trajo una magnífica aventura a los usuarios de Xbox.

El motor gráfico de Halo: Combat Evolved y la lucha del equipo rojo contra el azul inspiró una serie cómica realizada con el propio videojuego de Xbox.

Pero el título por el que será recordado por siempre Xbox es Halo: Combat Evolved. El shooter demostró que las barreras están para romperse y que no existen metas imposibles de alcanzar. Hasta Halo, los FPS (First Person Shooter) eran terreno vedado de los PC. Los jugadores de la época no podían concebir jugar a un título en primera persona sin un teclado y un ratón, pero el Jefe Maestro enseñó un camino distinto. Un gamepad cómodo, cuyos sticks no estaban orientados en paralelo, facilitaron el proceso y poco a poco los jugadores comenzaron a disfrutar de un género que parecía que no iba a salir de PC. Los intentos anteriores no llegaron a fructificar, pero Microsoft supo hacer que los FPS se convirtieran en seña de identidad de su nueva Xbox.

El camino de Microsoft en la industria del videojuego comenzó con buen pie. El principal problema que se encontró Xbox, salvo en Estados Unidos, fue la fuerza con la que Sony había situado su nombre en el sector. La palabra PlayStation se convirtió prácticamente en sinónimo de videoconsola y los de Redmond tuvieron que comenzar a luchar desde cero. Las cifras de Xbox, según VGChartz, colocan más de 24 millones de consolas en la calle. Una cifra que no está nada mal, pero que palidece en la comparación con PlayStation, que logró vender 104 millones de unidades, y con PlayStation 2, hasta el momento la consola más vendida de toda la historia con casi 160 millones. A pesar de la cifra de consolas vendidas, Xbox marcó su nombre con letras de oro en la historia y fue la consola que trajo los más importantes cambios a la industria, por lo que si no hubiera existido, habría que inventarla.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios