Codemasters pesca en río revuelto y ficha a Evolution Studios

Codemasters ficha a los miembros de Evolution Studios

La mítica desarrolladora británica Codemasters ha pescado en río revuelto y ha fichado a todos los miembros del equipo, recientemente cerrado por Sony, Evolution Studios, responsable de títulos como DriveClub o MotorStorm.

La compañía lo ha anunciado a través de un comunicado en su propio blog empresarial:

Codemasters ficha a Evolution Studios

“Tenemos grandes noticias hoy. Nos complacemos en anunciar que el 25 de abril, Codemasters expandirá su cartera de estudios al incluir al respetado y talentoso equipo de Evolution Studios”, reza el inicio del comunicado. “Tras 30 años, Codemasters y Evolution Studios han creado alguna de las más exitosas franquicias de carreras, como Grid, Dirt, DriveClub y MotorStorm. Esta expansión no solo nos traerá una gran cantidad de experiencia y habilidad en los juegos de conducción, sino que llevará a Codemasters al siguiente nivel como la empresa enfocada a juegos de carreras más grande del mundo. Con ADN de las carreras en ambos lados, esperamos que los jugadores estén emocionados con lo que hagamos en el futuro, como lo estamos nosotros”.

Tras el problemático lanzamiento de DriveClub, el futuro de Evolution Studios se quedó en entredicho. A finales del pasado mes de marzo, Sony decidió hacer pública la triste noticia del cierre del emblemático equipo de programación. DriveClub tuvo graves problemas de conexión online y jugabilidad en los primeros días de su vida, que arrastraron y ensuciaron el buen nombre conseguido con anteriores lanzamientos del estudio. Codemasters, empresa dedicada a los simuladores de coches, ha visto la oportunidad de ampliar su plantilla con grandes expertos en los videojuegos de carreras y no ha dudado de ello, añadiendo a sus desarrolladores a los alrededor de 50 trabajadores que se quedaron en la calle tras la decisión de Sony.

Por otro lado, Codemasters acaba de publicar en los últimos días un nuevo título: Dirt Rally. El juego es un exigente simulador de conducción donde prima, y mucho, la habilidad del jugador a la hora de controlar el coche. Cualquier mínimo fallo en el tramo es penalizado con la pérdida de segundos, por lo que el jugador tendrá que ser muy hábil y conocer el terreno al dedillo para sacar ventaja a sus rivales.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios