BAQUIA

Football Manager 2017: un mánager para seres superiores

Cuando se habla en una tertulia de cualquier tipo de videojuegos de fútbol siempre salen los mismos nombres: FIFA y PES. Muchas veces se da la impresión de que solo existen esos dos títulos en el mundo del fútbol, y que los demás terminaron por perecer en el camino.

Football Manager 2017

No se puede decir que no se tenga parte de razón en esa teoría, pero en la práctica es totalmente equivocada. Es cierto que los videojuegos de Electronic Arts y Konami luchan codo con codo en la Primera División del fútbol virtual, pero si se gira la cabeza y se busca la espalda de los dos titanes existe otro género que no tiene nada que ver con la pura simulación de FIFA y de Pro Evolution Soccer.

Estamos hablando de los managers deportivos, complejas creaciones que incluyen dentro de sus menús hasta el más mínimo detalle de la gestión de un club, en este caso, futbolístico. Es ahí donde Sports Interactive, de la mano de su cabeza visible, Miles Jacobson, llevan años luchando por conseguir la mejor propuesta y damos fe que lo han conseguido con Football Manager 2017.

La edición de este año del cada vez más popular manager ha alcanzado un nivel muy difícil de superar. Incluso es probable que el jugador que quiera ponerse por primera vez con el juego se vea superado por la cantidad de opciones disponibles dentro del mismo. Aunque se puede manejar con destreza la mayoría de los aspectos claves de un club deportivo hasta casi llegar a confeccionar la más pequeña brizna de césped de los campos juveniles de la institución, el juego goza de un sistema de ayuda y de delegación de funciones muy oportuno para ir pillando poco a poco el tranquillo y que nadie se abrume ante tanta información.

Football Manager 2017 continúa la completa senda alcanzada el año pasado y la expande, quizá con no muchas novedades, pero sí despejando el camino de los pequeños obstáculos que se encontraba la edición anterior.

En un gestor donde se acumula una cantidad ingente de información lo más importante es la presentación. Los menús han sufrido un pequeño cambio tanto estético como de funcionamiento que los hacen funcionar mucho mejor que en ediciones anteriores. El jugador va a pasar muchas horas delante de nombres, estadísticas, alineaciones y de correos electrónicos que son la base del funcionamiento de Football Manager y de cualquier manager.

Las redes sociales han cobrado un gran importancia dentro del entramado de la nueva edición del videojuego. Como en la vida real, los rumores y noticias van apareciendo en una especie de Twitter simulado para la ocasión, y todas las publicaciones que en ellas aparecen darán al jugador buena cuenta de cómo está la situación en el club que dirige, todos ellos sin licencia original de equipaciones, pero con nombres muy similares y jugadores, en este caso sí, reales, aunque sin mantener su aspecto.

Football Manager 2017

Bien es cierto que el tema de licencias no es del todo importante en un juego de estas características, y son todas ellas editables, por lo que la comunidad a estas alturas seguro que tiene mucho que decir al respecto.

Aunque quizá esto sea evidente, viene bien recordar que Football Manager 2017 poco tiene que ver con FIFA o PES a la hora de saltar al campo. El simulador no es su punto fuerte y se basa en presentar una base estable con unos gráficos anticuados y que se pueden tildar de ‘pobres’. Esto, que en principio podría parecer un punto negativo, no lo es, al contrario, puesto que las animaciones incluidas cumplen perfectamente su función, que no es otra que representar lo que ocurre en el campo, y su apariencia está bastante trabajada visualmente.

Para quien todavía no conozca este tipo de juegos, el usuario no controla a los jugadores, sino que como entrenador debe manejar la pizarra táctica del partido, alentar a sus futbolistas, realizar los cambios, analizar el rival, las estadísticas,… En definitiva, Football Manager 2017 hará al jugador sentirse Zidane o Luis Enrique dando las charlas previas antes de los partidos y contestando, bien o mal, depende del carácter de cada cual, a los periodistas en la sala de prensa o hasta a sus propios jugadores, cuyas peticiones han de ser atendidas para que el club funcione a la perfección.

Football Manager 2017

Aunque los cambios son escasos, Football Manager 2017 mantiene la base jugable ganada durante los últimos años y la opción dentro del género de los managers deportivos es probablemente la mejor que nos podamos encontrar. Su abrumadora cantidad de información no tiene parangón y los añadidos de este año, aunque son básicamente pinceladas aquí y allá, consiguen que el juego siga siendo totalmente adictivo y se pase el tiempo volando estando gestionando el camino hacia la gloria de un equipo de fútbol.

8.4

Lo mejor

  • Adicción pura y dura
  • Completa asistencia para el jugador menos habituado

Lo peor

  • Aunque se puede arreglar, la falta de licencias
  • No ser Zidane o Luis Enrique de verdad

Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios