BAQUIA

Un plan renove da pistas sobre la actualización de PlayStation 4 y Xbox One

Juego cruzado entre PS4 y Xbox One

Aunque Microsoft lo niega y Sony no abre la boca, la renovación de Xbox One y PlayStation 4 podría estar más cerca de lo que muchos imaginan. La cadena de tienda GameStop ha publicado un plan renove en el que recoge las PS4 y Xbox One de los clientes y las reemplaza por un nuevo modelo de la misma consola o la rival.

El plan renove funciona como sigue: el cliente entrega su vieja consola y recibe 200 dólares por ella para utilizar para comprar una nueva PS4 o una Xbox One pagando la diferencia. La oferta cobra sentido cuando se cambia por una edición especial o renovada, como ocurrió con Nintendo y su New 3DS.

¿Por qué iba a querer cambiar alguien una PS4 por otra PS4 o por una Xbox One (o viceversa)? La respuesta es sencilla: para adquirir un producto mejor. Esas nuevas máquinas podrían ser simplemente las mismas con más capacidad de disco duro (en lugar de 500 GB, 1 TB), pero cambiar una consola por la misma pero con más espacio en almacenamiento se antoja algo complicado de creer, sobre todo sabiendo que se puede ampliar con una sencilla operación o añadir un disco duro externo.

Las alternativas son dos en realidad: un rediseño de ambas consolas sin cambiar nada de hardware, el acostumbrado modelo slim que ha ido apareciendo en todas las generaciones, o un rediseño de la consola mejorando, además, las características técnicas de la misma, donde tendría mucho más sentido que los usuarios entraran a una tienda para realizar una renovación de sus sistemas.

La industria del videojuego y las consolas en general van encaminadas a parecerse cada vez más a un PC. La generación actual nos ha traído la instalación obligatoria de los juegos en el disco duro de la consola, algo que hasta entonces no se hacía u ocurría tan solo en determinados títulos. Pero las semejanzas entre ordenadores y consolas no acaban aquí. Según las informaciones que van saliendo desde dentro de los fabricantes (Microsoft y Sony) las consolas podrían actualizar su hardware para poder ejecutar juegos más potentes sin cambiar de generación, es decir una segunda versión de PlayStation y otra de Xbox One. Además, podría existir un peligroso antecedente: los juegos exclusivos para las revisiones de las consolas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios