E3 2016

Sony deja sin palabras a medio mundo en su conferencia

Aunque hay que partir de la base de que no lo tenía nada complicado viendo lo mostrado por las demás compañías, Sony ha regalado a la industria la que quizá haya sido la mejor conferencia vista hasta el momento en un evento tan importante como un E3.

Ha jugado con el tempo perfecto para mostrar lo que se supone que se tiene que mostrar: sus próximos lanzamientos, sin detenerse a dar cifras que apenas interesan en momentos como este o rellenar minutos de vacías palabras. El ejemplo está tan cerca en el tiempo como el anterior show protagonizado por Ubisoft, donde han alargado innecesariamente la duración para llegar a las dos horas de eterno suplicio, a pesar de la calidad de muchos de sus juegos. Sony apenas ha utilizado una hora y quince minutos.

El inicio de la conferencia de Sony no pudo ser más espectacular. Una orquesta en directo abría el telón tocando un tema que ponía los pelos como escarpias por su desgarradora belleza. A los pocos minutos se descubría que la composición era nada más y nada menos que para la vuelta de uno de los grandes títulos de la casa: God of War. La aparición de un Kratos envejecido y con un hijo hizo levantar al público asistente de sus butacas.

A partir de aquí: juegos y más juegos. Una sucesión de tráileres y gameplays hacían acto de aparición sin la necesidad de cortar el ritmo con detalles o informaciones vanas. Tan solo hubo un corte, justo al inicio, para mostrar el apoyo a las víctimas del horrible atentado de Orlando producido en las últimas horas (algo que han hecho también Microsoft y Ubisoft).

En esta sucesión de títulos han ido apareciendo grandes anuncios, incluidas nuevas IP que se han echado muy en falta en otras conferencias menos arriesgadas. Así, por ejemplo, Sony ha desvelado Days Gone, un título que recuerda en parte a Dead Rising por la enorme cantidad de enemigos que van detrás del protagonista en pantalla, también zombis o infectados de algún tipo.

La conferencia PlayStation de este año también ha servido para poner fin a una de las dudas que han asolado los E3 pasados durante los últimos años: ¿saldrá finalmente a la venta The Last Guardian? Muchos dudaban de ello hace dos años, pero tras el resurgimiento del juego en la feria de 2015, el controvertido título ya tiene fecha de lanzamiento. The Last Guardian estará en las tiendas el 25 de octubre, un mes, por cierto, que viene bien cargado de importantes videojuegos.

Otro de los puntos fuertes de esta brillante conferencia fue el momento de hablar de la realidad virtual. Sony ha cogido el toro por los cuernos y ha hablado de verdad. Nada de demos técnicas, ni videojuegos con gráficos de PlayStation 2. Y nada mejor que meter miedo al personal con la llegada de Resident Evil VII, que esta vez parece que devolverá el estilo de la saga a sus inicio. El vídeo es terrorífico e imaginarse el juego con las gafas puestas da miedo solo de pensarlo. El juego obviamente no será exclusivo de la realidad virtual y se podrá jugar al modo tradicional en PlayStation 4 (y en PC y Xbox One). Acompañando a la realidad virtual también se anunció una nueva misión exclusiva para PlayStation VR de Star Wars Battlefront, un nuevo modo en Final Fantasy XV y otra sorpresa: Batman Arkham VR. El dispositivo de Sony, por cierto, llegará a las tiendas estadounidenses el próximo 13 de octubre.

Antes del revuelo armado con la realidad virtual, Sony introdujo en un tráiler a uno de los personajes que protagonizarán Detroit: Become Human de Quantic Dream. Se trata de Connor y en el vídeo se pueden ver las múltiples opciones que puede tomar el argumento dependiendo de las acciones del jugador. La seña característica del estudio de David Cage.

Otro de los platos fuertes del show del fabricante japonés fue cuando subió al escenario el mítico desarrollador Hideo Kojima, ex de Konami y ahora enrolado en las filas de PlayStation, al menos para este primer título que nos ha enseñado. Ya se conoce el nombre, Death Stranding, y el actor que acompañará a Kojima en esta nueva aventura, que no es otro que Norman Reedus (The Walkind Dead), el mismo que iba a protagonizar Silent Hills antes de la cancelación del mismo tras el inicio de las hostilidades entre el desarrollador y su antigua casa.

La conferencia se completó con tráileres y gameplays variados de juegos como Horizon: Zero Dawn, Lego Star Wars: The Force Awakens, Call of Duty: Infinite Warfare y otros dos importantes anuncios: un nuevo Spider-Man programado por Imsoniac Games y la remasterización de juegos clásicos de Crash Bandicoot para PlayStation 4.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios