Super Mario Run: La princesa está en este iPhone

Super Mario Run ha consumido sus primeras horas en los iPhone y iPad de todo el mundo. Para su primero videojuego para móviles, Nintendo no podía elegir otro protagonista que el simpático fontanero imagen de marca. Es cierto que anteriormente habían debutado con Miitomo, un experimento difícilmente clasificable dentro un género en concreto. Era más una red social que un juego propiamente dicho.

Fecha de lanzamiento de Super Mario Run

Al arrancar Super Mario Run, el clásico diseño de Nintendo invade el iPhone. El color rojo característico de la marca antes de la salida de Wii llena la pantalla de los móviles de Apple. Un rojo que siempre ha acompañado a Mario en sus aventuras. Los que hayan jugado alguna vez a un videojuego del fontanero se encontrarán cómodos desde el primer instante. El videojuego es simple, pero como siempre altamente adictivo. Y el argumento es el mismo que nos ha acompañado desde los años 80: la princesa prepara una fiesta para Mario y antes de comenzar es raptada por Bowser; el fontanero tendrá que recorrer los mundos, llegar al castillo de cada nivel y derrotar al malvado raptor para liberar a Peach. Así ha sido desde Super Mario Bros. y así es también en Super Mario Run.

Mario, eso sí, ha cambiado su jugabilidad para adaptarse al mundo móvil. Ahora avanzará automáticamente. El jugador no tendrá la ocasión de controlar la dirección del fontanero, tan solo el salto. En cuanto empieza un nivel, Mario comenzará a correr en busca de su amada Peach. Incluso realizará pequeños saltos automáticamente cuando se encuentre algún obstáculo o un enemigo de pequeña envergadura. La misión del jugador se limita a los saltos grandes entre plataformas o para subir entre estructuras con dobles, triples saltos o los que haga falta para alcanzar el objetivo. La mecánica es sencilla, pero a medida que se avanza en el juego se va complicando con la curva de dificultad tradicional de los juegos de Nintendo. La carta sobre la mesa es clara: adicción pura y dura en niveles cortos que permitan partidas rápidas.

De gratis nada

Los jugadores interesados en Super Mario Run que acudan a la App Store se encontrarán con que el juego se puede instalar de manera gratuita. No hay que engañarse, la primera aventura de Mario no es gratuita. Su precio real es de 9,99 euros y el juego gratuito no permite ni siquiera concluir el primer mundo: de los cuatro niveles que forman cada uno de ellos, tan solo se puede jugar a los tres primeros sin pagar. Es el gancho comercial que Nintendo ha incluido en el juego. Para disfrutar de verdad de Super Mario Run hay que pasar por caja.

Como buen runner, el primer videojuego de Nintendo también da los típicos incentivos al jugador: intentar superar su propio récord, y sobre todo, competir directamente por el mejor tiempo con su lista de amigos. Super Mario Run permite añadir amigos a través del propio canal de Nintendo, así como desde Facebook, correo electrónico y los contactos del móvil. Con el fin de la competición pura y dura, Nintendo ha añadido el modo Carreras, en el que los jugadores pueden competir a la hora de superar tiempos, añadiendo monedas, y puntos por acrobacias y por derrotar enemigos.

Además, Super Mario Run para el iPhone también tiene objetos de colección para construir un reino (en el menú principal). Se pueden añadir, ganando Toads en el modo Carreras, diferentes objetos, como una casa minijuegos en el que conseguir monedas y otros obsequios. Se puede conseguir, por ejemplo, jugar con otros de los personajes de la factoría Nintendo, como el hermanísimo Luigi o Toad.

Valoración final

El precio es probable que sea el principal obstáculo de Mario para triunfar en los smartphones. Super Mario Run tiene todos los ingredientes tradicionales de Nintendo para lograrlo. La adaptación del fontanero a las características del móvil ha sido casi perfecta y no se echa en falta la jugabilidad tradicional en el soporte. Sin embargo, los jugadores que se decanten por la versión gratuita tendrán tan solo un aperitivo de lo que es el juego completo. El juego gratis no llega prácticamente ni a cinco minutos. En cuanto se desbloquea el videojuego completo (tras pagar 10 euros), Super Mario Run se convierte un título altamente adictivo, propio de la compañía que lo ha creado y con el carismático diseño de niveles que lleva atrapando a los jugadores desde los años 80. Nintendo ha preparado más detalles, como el modo ‘Mi Reino’, para alargar la misión principal, que finalmente puede saber a poco.

8.5

Lo mejor

  • La estructura de niveles
  • Mario solo puede saltar, pero se ha conseguido variedad
  • Superar récords y a los amigos

Lo peor

  • Modo principal corto
  • El modo gratuito

Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios