BAQUIA

Las ventajas de Xbox One S con respecto al resto de consolas

Xbox One S se encuentra a la venta desde el pasado verano. El espectacular rediseño de la consola de Microsoft ha traído más de lo que en un principio se esperaba. Los de Redmond dejan muy claro que su consola se encuentra por encima del resto en cuanto a funcionalidad y rendimiento, además de contar con un magnífico catálogo propio y de terceros.

Las ventajas de Xbox One S con Halo Wars 2

Lo primero que notarán los que se acerquen por primera vez a Xbox One S es el cuidado diseño con el que ha sido terminada en su fabricación. La comparación con el tamaño de la primera versión de Xbox One es evidente. El 40 % de menor tamaño se nota a lo ancho y a lo largo de sus medidas, por lo que ahora será más sencilla de colocar en el mueble y se quita la sensación de reproductor de VHS anticuado. El apartado estético también es importante cuando hablamos de colocar un nuevo dispositivo en nuestro salón.

La versión slim de la segunda consola de Microsoft también enamorará en los diferentes colores con los que cuenta. Es evidente que la versión especial de Gears of War 4 es una auténtica pasada. Los motivos en rojo del juego disparan la sensación de querer una consola, pero el color en blanco, para los más sobrios, es una opción increíblemente potente. Nada que envidiar a las ediciones especiales, sobre todo aquellos jugadores que fueron rápido a por el primer modelo en llegar a las tiendas, que cuenta con 2 GB de capacidad.

Xbox One S agota existencias y Microsoft no repondrá unidades

Precisamente la capacidad de la consola es otro de sus puntos fuertes. La máquina original llegó con un disco duro de 500 GB, lo cual se hizo bastante escaso a la hora de instalar los juegos (obligatorio en esta generación de consolas, independientemente de si son físicos o digitales). La versión S dobla esa capacidad como mínimo y hay diferentes modelos que llegan hasta los 2 GB. Además, Xbox One es la única consola de la actual generación, por el momento, en soportar discos duros externos USB 3.0, lo que permite ampliar la capacidad hasta límites insospechados, incluso intercambiarlos sin apagar la consola. El rendimiento general de tener instalados los juegos en el disco interno o en el externo no se ve afectado en ningún momento.

Halo Wars 2: la mejor saga de Microsoft devuelve la estrategia a los cielos

Xbox One S: el silencio y la potencia

Xbox One S tiene otra gran ventaja con respecto a otras consolas. La máquina es totalmente silenciosa. No hace ruido y no se calienta. Se puede colocar en vertical o en horizontal y el funcionamiento será exactamente el mismo. El primer modelo de la consola no era demasiado escandalosa, pero sí que contaba con un toniquete especial a la hora de leer los discos Bluray. La delgada versión de Xbox One ha omitido totalmente el ruido, y ya se puede jugar a la consola a altas horas de la madrugada que no se molestará a nadie. ¿Pueden decir lo mismo otras plataformas?

A la hora de destacar las ventajas de Xbox One S no podemos dejar de lado el aspecto técnico. Fundamental en cualquier sistema que se precie. Microsoft ha incluido en la consola resolución 4K para poder disfrutar de contenido multimedia de manera asombrosa. Si tienes una cuenta en Netflix o películas en Bluray Ultra HD no te lo pienses demasiado: con Xbox One S podrás disfrutar de lo mejor de lo mejor en tu televisor.

Además, los juegos incluyen un nuevo pasito hacia la excelencia con la inclusión del modo HDR (alto rango dinámico), el cual hace mejor la experiencia en colores y gráficos con respecto a la Xbox One normal. Entre los juegos que incluirán esta mejora estará el próximo Halo Wars 2, un título ideado especialmente para poder disfrutarlo en Xbox One S, con todas sus ventajas. Microsoft lanzará en pocos días un pack con la consola y el nuevo juego del universo Halo. ¿Te lo vas a pensar más?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios