Una denuncia a AT&T reaviva la polémica sobre la retención de datos en México

El gigante de telecomunicaciones reaviva la polémica del uso de datos personales que disponen las compañías telefónicas al negarse a dar información a un usuario sobre su cuenta.

AT&T sufre una sanción por negligencia en el uso de datos personales

A principios de año, un cliente mexicano solicitó a su compañía telefónica AT&T, el gigante de telecomunicaciones estadounidense recién llegado al país azteca, los datos que esta poseía sobre él, y tras de recibir una respuesta negativa por parte de la compañía fundada por Graham Bell, decidió interponer una denuncia formal. La demanda ha reavivado una polémica sobre el uso que dan las compañías telefónicas a los datos personales de sus clientes.

El organismo responsable de estas cuestiones, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), ha determinado que según el artículo 190 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, AT&T se enfrenta a una posible sanción civil por negligencia en el uso de datos personales por valor de 11 millones de pesos, equivalentes a unos 606.513,79 dólares estadounidenses.

El artículo 190 obliga a que todas las empresas de telecomunicaciones que ofrezcan sus servicios en México almacenen los metadatos (origen, destino, fecha, hora, duración y geolocalización) de todos sus usuarios durante 24 meses y, adicionalmente, a facilitar el acceso a toda autoridad que cuente con un permiso judicial.

Ya hay varias organizaciones civiles y personalidades del sector que se declara en contra de dicha ley, algo en lo que coinciden también las propias compañías que piensan en el sobrecoste que les supone almacenar toda la cantidad de datos. Un estudio realizado por el diario mexicano El Economista, no llega a reflejar el desembolso de las compañías aztecas, pero lo compara con un caso similar que ha ocurrido en Australia donde el proveedor iiNet calculó en 2012 un coste de 99 dólares estadounidenses por usuario al año considerando 1 petabyte de información diario.

AT&T no ha hecho esperar su respuesta ante la sanción y ha informado que la resolución es el inicio de un proceso que no es definitivo. Además, un portavoz ha alegado que la compañía se toma muy en serio la privacidad de los datos personales de sus clientes, y que toda la información sobre las finalidades se encuentra en el Aviso de Privacidad de forma clara y directa.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios