BAQUIA

Luz retorcida, una forma de transmisión de datos inalámbrica que podría hacer que la fibra óptica sea obsoleta

Los científicos han dado un paso importante hacia el uso de la luz retorcida como una forma de transmisión de datos inalámbrica de alta capacidad que podría hacer que la fibra óptica se quedara obsoleta.

En un artículo publicado en la revista Science Advances, un equipo de físicos con sede en el Reino Unido, Alemania, Nueva Zelanda y Canadá describe cómo las nuevas investigaciones sobre el momento angular orbital de la luz – referido a veces como OAM, acrónimo del inglés Orbital angular momentum)- podrían superar las dificultades actuales usando luz torcida en espacios abiertos.

JaCZhou via Getty Images

Martin Lavery, director del Grupo de Investigación de Fotónica Estructurada de la Universidad de Glasgow y autor principal del trabajo de investigación del equipo, explicó en la web de la Universidad escocesa que “en una época en la que nuestro consumo global de datos está creciendo a un ritmo exponencial, existe una creciente presión para descubrir nuevos métodos de transporte de información que puedan mantenerse al día con la gran aceptación de datos en todo el mundo”.

Este grupo de científicos encontró cómo torcer fotones (partículas individuales de luz) pasándolos a través de un tipo especial de holograma, similar al de una tarjeta de crédito, dando a los fotones un giro conocido como momento angular óptico (OAM).

Hoy en día las comunicaciones digitales convencionales utilizan fotones como unos y ceros para transportar información, el número de giros entrelazados en los fotones les permite llevar datos adicionales, algo así como agregar letras junto a los ceros. La capacidad de los fotones retorcidos para transportar información adicional significa que el momento angular óptico tiene el potencial de crear una tecnología de comunicaciones con un ancho de banda mucho mayor.

En las primeras pruebas, el equipo logró con éxito un enlace entre dos puntos a 1,6 kilómetros de distancia en Alemania, todo dentro de un entorno urbano con interferencia de otras señales y edificios. Sus creadores aseguran que incluso podría funcionar en condiciones climatológicas adversas, ya que sólo está limitada a la transmisión de luz, por lo que en interiores sería donde encontrarían problemas.

Lavery señaló que esta forma de transmisión “es una solución que puede proporcionarnos el ancho de banda de fibra necesario, pero sin el requisito de cableado físico”. Además, este estudio supone una apuesta decidida “hacia la óptica espacial de alta dimensión que puede ser una alternativa más económica y accesible a las conexiones de fibra óptica enterradas”.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios