BAQUIA

Forex para dummies

Todas aquellas personas ajenas al mundo de los mercados financieros, suelen verlos como algo extremadamente arriesgado, en el que sólo un pequeño porcentaje de traders acaban ganando, mientras la gran mayoría acaba perdiendo todo su dinero. Este tipo de “estadística popular” se magnifica aún más si hablamos del Forex, el mercado de divisas. Quizás por ser un mercado más desconocido, o quizás porque estar dependiendo de variables bastante inestables, y que apenas tenemos posibilidad de conocer, impone un respeto mayor.

Sin embargo, lo que la mayoría de la gente no sabe es que invertir en los mercados de valores como la bolsa puede ser algo mucho más complejo y arriesgado, pues la cantidad de variables que influyen en la cotización de las acciones (y por lo tanto, influyen directamente en la rentabilidad del inversor) es mucho mayor que las variables que afectan al trader de Forex. Por eso, los expertos en este tipo de mercado aseguran que iniciarse en Forex es bastante más sencillo que hacerlo en otro campo.

Resumiendo al máximo el concepto, podríamos decir que el Forex es el mercado donde una divisa se negocia por otra. Es uno de los mercados más grandes del mundo, donde los traders o comerciantes de divisas especulan sobre los movimientos de los tipos de cambio al igual que otros lo hacen sobre los movimientos de los precios de las acciones.

Por otro lado, podríamos considerar que el mercado Forex es, por así decirlo, un juego más “limpio” que otros mercados como el bursátil. En el mercado de divisas extranjeras existe muy poca o absolutamente nada de \”información privilegiada\”. Las fluctuaciones de los tipos de cambio por lo general son causadas por los flujos monetarios reales y por las anticipaciones de las condiciones macroeconómicas mundiales. Cuando las noticias relevantes se dan a conocer, al menos en teoría, cada persona en mundo recibe las mismas noticias al mismo tiempo.

Forex

Uno de los factores clave en el Forex, y en el que prácticamente se basa la “magia” de este negocio es el apalancamiento, algo que podría traducirse como “usar un endeudamiento para financiar una operación”. La principal ventaja de esto es que se puede multiplicar la rentabilidad, y su principal inconveniente es que también las pérdidas pueden ser multiplicadas.

Esto es posible gracias a los brokers de Forex que existen en Internet, como por ejemplo Alpari. Estos brokers, además de ofrecer varias plataformas para negociar divisas y información del mercado en tiempo real, nos permiten “apalancar” nuestras operaciones, o hablando claro, nos prestan dinero. Según el broker, la conversión podría ser de hasta 1:400, es decir, que por cada euro que nosotros pongamos de nuestro bolsillo, ellos podrán hasta 400€.

Si invirtiendo un solo euro de nuestro bolsillo podemos estar comprando hasta 400 unidades, imagina las ganancias que podemos generar invirtiendo 50€, 100€ o 1000€. Según los expertos, eso es lo bonito de este mundo, y donde se encuentra el verdadero negocio.

Por poner un ejemplo sencillo, pongamos que queremos comprar un local o un piso que consideramos que tiene gran potencial y con el que podremos hacer negocio vendiéndolo próximamente a un precio bastante superior. El precio del local es de 400.000€, pero nosotros en este momento solo tenemos 1000€. Lógicamente, ningún banco nos prestará este dinero, y mucho menos cuando sólo nuestra intuición y nuestros conocimientos prueban el futuro éxito de nuestra inversión. Sin embargo, gracias al apalancamiento, esto sí es posible.

Un broker podría apalancarnos a 1:400 y nuestros 1000€ se convertirían en 400.000€. Compramos el local, y tal como habíamos predicho, el valor de éste asciende a 400.500€ en tres meses. En este momento, y si realmente tenemos el presentimiento de que no subirá mucho más, podremos vender el local a este precio, devolver el “préstamo” y quedarnos con estos 500€ de ganancia, todo un chollo teniendo en cuenta que partimos de un capital de 1000€.

Eso sí, este apalancamiento conlleva un gran riesgo, ya que si en lugar de subir el precio del local hubiera bajado a 399.000€, tendríamos que haber utilizado nuestra inversión de 1000€ para pagar la deuda una vez cerrada la operación. Y si el local baja aún más, sería necesario invertir más capital de nuestro bolsillo para zanjar la deuda.

Sin embargo, no es necesario correr tanto riesgo si realizamos apalancamientos menos exagerados. Los expertos suelen recomendar un apalancamiento de 1:20 o 1:50, con el que también podremos multiplicar nuestras ganancias sin jugárnosla tanto.

Además, iniciarse en Forex es tan sencillo como elegir un broker, abrir una cuenta, ingresar el dinero que nos apetezca invertir y empezar a operar gracias a su financiamiento. Sin duda, se trata de un método ideal para aquellas personas con espíritu inversor, sin mucho miedo a los riesgos y con ganas de hacer negocio, pero que no disponen de demasiado capital como para que sus ganancias sean rentables.
 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios